KASANDRA EYEWEAR

Pasión vintage

Las gafas pueden convertirse en una seña de identidad; si no, que se lo digan a Elton John, a la mismísima Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes o a los personajes de Matrix, que no se entienden sin sus gafas negras. Son parte de uno mismo, un reflejo del estilo personal de cada uno y también del alma que se esconde tras los cristales. Las gafas cuentan la historia de cada cual. 

La palabra vintage viene del idioma inglés, significa vendimia, término al mismo tiempo derivado del francés “vendange”, luego de alterar su semántica y su pronunciación, aun así actualmente es reconocida por la Real Academia Española. Podemos pronunciarlo como “víntich” o “vintash”. Originalmente se usó para designar un vino que se caracterizaba por su calidad y por la cantidad de años que tenía guardado, es por esto que los mejores vinos se etiquetaban como “vintage”.

Dentro de lo vintage podemos agrupar fotografías, macetas, autos, prendas de vestir, libros, instrumentos musicales, etcétera. También hay artículos que son destinados a coleccionarse por el valor que tienen, ya sea histórico, estético, funcional o cual sea. Por ejemplo, las prendas de ropa de principios del 1900. La única condición es que los artículos sean de buena calidad siempre y que tengan al menos veinte años de antigüedad, siendo anteriores a la década del ‘90. Los objetos más populares son siempre los de las décadas ’70 y ’20.

En la moda, lo vintage parece haber regresado también. Muchos diseñadores han subido a las pasarelas prendas de este estilo. Pareciera que es cierto que todo vuelve a usarse en algún momento, pues es la frase con la que se identifica este movimiento.